Select your Top Menu from wp menus
El izquierdista Gustavo Petro jura como presidente de Colombia

El izquierdista Gustavo Petro jura como presidente de Colombia

Compartir

El izquierdista Gustavo Petro juró este domingo como presidente de Colombia, cargo al que llegó para suceder a Iván Duque, ante una multitud que lo ovacionó en la Plaza de Bolívar de Bogotá.

«Prometo a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia», dijo Petro al juramentar ante el presidente del Congreso, Roy Barreras.

Inmediatamente después, y luego de que el Gobierno saliente no concediera los permisos necesarios para que el nuevo mandatario llevara la espada del libertador Simón Bolívar como su equipo había solicitado, Petro pidió llevar la simbólica arma a la Plaza de Bolívar, donde se desarrolla el evento.

«Como presidente, le solicitó a la casa militar traer la espada de Bolívar», dijo el dignatario.

Como exmiembro de la guerrilla del M-19, para Petro la espada de Simón Bolívar tiene un significado especial, ya que el desaparecido grupo insurgente, recordado entre otras acciones por la toma armada del Palacio de Justicia, en 1985, tuvo esa arma en su poder durante 17 años. El movimiento la robó en 1974 y la devolvió tras su desmovilización en 1990.

Posteriormente, Petro tomó juramento a Francia Márquez como su nueva vicepresidenta, y quien se convierte en la primera mujer afrodescendiente en ocupar ese cargo en el país. Márquez sustituye a Martha Lucia Ramírez, quien fue la primera mujer en servir en la segunda posición más importante en el Gobierno.

En la ceremonia participan 100.000 personas, luego de que Petro solicitara el ingreso a la emblemática Plaza de Bolívar, en Bogotá, la presencia de los ciudadanos del común y no únicamente de políticos y dignatarios como ocurrió en años anteriores.

El rey de España Felipe VI y 10 jefes de Estado llegaron a Bogotá, para sumarse al evento. Entre ellos, los mandatarios de Argentina, Alberto Fernández, y el de Chile, Gabriel Boric, a los que Petro se suma en el nuevo giro a la izquierda en América Latina.

Para su ceremonia de posesión el nuevo presidente hizo dos peticiones principales: actividades masivas culturales, que desde primera hora de este domingo recorren las calles de la ciudad, y la exhibición de la espada del libertador Simón Bolívar para acompañar el recorrido de Petro desde el Palacio de San Carlos hasta la Plaza de Bolívar. Sin embargo, la segunda solicitud se ha visto truncada.

Como exmiembro de la guerrilla del M-19, para Petro la espada de Simón Bolívar tiene un significado especial, ya que el desaparecido grupo insurgente, recordado entre otras acciones por la toma armada del Palacio de Justicia, en 1985, tuvo esa arma en su poder durante 17 años. El movimiento la robó en 1974 y la devolvió tras su desmovilización en 1990.

Petro esperaba que la espada lo acompañara durante su jornada de posesión. Pero fuentes oficiales citadas por la prensa local confirmaron que el equipo a cargo de la ceremonia de investidura del nuevo mandatario no logró los permisos necesarios del Gobierno saliente, para sacarla de la Casa de Nariño, donde reposa.

Related posts