Select your Top Menu from wp menus
DE: Verdad

DE: Verdad

Compartir

Por Alejandro Villegas…

La realidad se impuso y terminó la especulación. No hay indicios de que los 43 normalistas de Ayotzinapa estén vivos.
Y con ello se cierra el paso a las esperanzas de familiares y amigos de volver a reunirse con ellos.
Pero se dejó abierta la especulación en torno a que se trató de un crimen de estado, así como gusta hacerlo la 4T, sin mayor explicación ni abundamiento y lo más grave sin presentar una acusación precisa y contundente, que permita apreciar de manera concretar a quién o quiénes corresponde la responsabilidad.
Consecuentemente, se incurre de manera abierta en una clara irresponsabilidad, al abonar el odio social de manera generalizada.
Este es el panorama que se aprecia tras las declaraciones del ciudadano Alejandro Encinas, en torno a las indagatorias realizadas sobre el caso Ayotzinapa.
Una cosa es el respeto al debido proceso y otra especular sobre la culpabilidad de presuntos funcionarios del pasado a quienes bien se pudo haber iniciado un proceso judicial de manera anticipada.
Pese a que hay algunos indiciados como los ciudadanos Jesús Murillo Karam y Tomás Zerón, lo cierto es que en materia de impartición de justicia poco o nada se ha realizado.
En torno al caso se han construido más especulaciones que certeza que al momento a lo único que han contribuido es a fortalecer la imagen de la 4T.
A fin de cuentas, el compromiso que en su momento hizo el ciudadano presidente con padres y familiares de los normalistas desaparecidos, queda trunco.
Informe
A escasos días de que el ciudadano presidente presente su cuarto informe de gobierno, la presión en el Legislativo parece no existir.
Después de tanto informe periódico al margen de los que está obligado a presentar el ciudadano presidente, pareciera que el evento protocolario, ni huele ni hiede, en términos políticos.

Related posts