Select your Top Menu from wp menus
25 de mayo de 2024 5:17 pm
DE: Filtración

DE: Filtración

Compartir

Por Alejandro Villegas..

El ciudadano presidente no cesa en su promoción de la consulta popular y de manera indirecta llama a sus seguidores a tomar parte en la jornada del 10 de abril. Y para ello, se vale de cuanto recurso está a su alcance.
En paralelo, no cesa en su reto a la autoridad electoral, con la intención de que sea reconvenido y en extremo multado, para con ello victimizarse.
En ese panorama hay que leer, entre líneas la expresión que emitió en el sentido de que estaba cansado, toda vez que como refiere terminará su ciclo si el pueblo bueno así lo decide, en abierta alusión a la consulta popular, aunque no le menciona.
Al momento, la única forma en que el pueblo bueno puede decidir si concluye el periodo para el que fue electo, es la consulta popular.
En pocas palabras, no cabe duda que emitió la expresión para que medios y detractores dieran rienda suelta a su interpretación, y ahora al precisar el fondo de sus palabras, no hay duda.
El ciudadano presidente seguirá por todos los medios verbales a su alcance alentando a sus seguidores a expresarle su respaldo en las urnas.
En tanto, el abstencionismo, ligado a la indiferencia social, se presentan como los verdaderos rivales a vencer.
Mientras que el bloque opositor, apostará a que la sociedad le pase la factura y en los hechos obtenga un número menor de sufragios que él que lo llevó a la titularidad del Ejecutivo federal en 2018.
Ante este escenario, la principal apuesta al momento radica en el derrotero que seguirá el árbitro electoral para tratar de que el ciudadano presidente se ajuste a las normas y lleve al terreno de los hechos el compromiso de que nadie puede estar por encima o al margen de la ley.
El ciudadano presidente puede argumentar, como lo hizo, que sus palabras fueron mal interpretadas, pero lo que queda claro es su verdadero propósito.
Combustibles
El incremento gradual pero incesante de los precios de las gasolinas, es innegable.
El argumento de que no hay gasolinazos, puede mantenerse pero los propietarios de vehículos pueden dar cuenta del incremento ligero pero constante que registra el precio de las gasolinas y el diésel.

Related posts