Select your Top Menu from wp menus
DE: Claque

DE: Claque

Por Alejandro Villegas…


Como en los mejores tiempos del priismo más recalcitrante, el ciudadano presidente se reunió con su claque, para mostrar el músculo legislativo y evidenciar la fortaleza que poseen, para avasallar al adversario.
Los elogios y reconocimientos, expresados por el ciudadano presidente en Palacio Nacional, para el ala legislativa de Morena, en el fondo se traducen en un acto político, en el que como comparsas se congratulan de los logros obtenidos y magnifican sus alcances.
En el fondo la aprobación del presupuesto, mediante el mayoriteo, más que un triunfo es apenas una consecuencia lógica de contar con una mayoría y aliados que le permitieron a Morena pasar por encima de sus adversarios, sin siquiera escucharlos para aprobar sin ajuste alguno la propuesta del ciudadano presidente.
Un evento político tan estéril como innecesario, que sólo sirve para enviar un mensaje al bloque opositor en particular y a la ciudadanía en general, de la capacidad que tiene la 4T de sacar adelante todas las propuestas del ciudadano presidente.
Sin embargo, en el fondo, desde ahora puede establecerse que no será sencillo sacar adelante las reformas constitucionales, como la eléctrica, propuestas por el ciudadano presidente en las que se requiere de mayoría calificada y por tanto de la adhesión de legisladores de oposición.
En ese plano se requerirá del cabildeo y la capacidad de negociación elegante que la 4T despreció, durante la aprobación del Presupuesto 2022.
La presencia de la claque, en Palacio Nacional, confirma el amplio poder que al momento posee el ciudadano presidente, en el plano legislativo, como en su momento lo tuvieron los mandatarios priistas a los que tanto se criticó, desde la oposición, por esa práctica.
El ciudadano presidente crítica tanto a los mandatarios del pasado, pero en fondo se parece mucho a ellos, al menos en lo que hace al ejercicio del poder presidencial y sus alcances. Todo cambió para quedar igual.
Vacuna
El anuncio de que en breve se iniciará la vacunación de la población los menores de edad, entre los 15 y los 18 años, por parte del ciudadano subsecretario de Salud, no puede ni debe interpretarse como una concesión, sino como el reconocimiento de una abrumadora realidad.
El hecho de que la vacunación debe extenderse paulatinamente a toda la población del país.

Related posts