Select your Top Menu from wp menus
DE: Justificación

DE: Justificación

Compartir

Por Alejandro Villegas…


El ciudadano presidente justifica la presencia de su homólogo cubano, en el aniversario del inicio de la gesta de Independencia, en una acción por demás innecesaria, aludiendo al pasado.
Recuerda que históricamente ante la ONU, México junto con otros países ha pugnado por el fin del bloqueo económico a la isla, lo que lleva a una larga rememoración, que no puede negarse, pero omite reconocer a quienes encabezaron esas administraciones, al menos en ese rubro.
La historia de la relación amistosa y fraterna, entre México y Cuba es tan amplia como real.
Sin embargo, lo cierto es que en política, como lo estableció el célebre tuxpeño Jesús Reyes Heroles, la forma es fondo.
Nadie puede criticar la presencia del presidente Díaz-Canel en México, como en su momento estuvo Fidel Castro, lo que se cuestiona es el carácter de invitado especial que se le concedió y el trato preferente que recibió, no sólo ante el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, sino en relación con otros dignatarios que arribaban al país, para participar en la reunión de la CELAC.
Obviamente, en política no existen casualidades y el ciudadano presidente decidió la forma y las circunstancias en las que recibió al presidente cubano, así como el tono del discurso que pronunció, y en el que incluyó la critica al bloqueo económico a la isla por parte de Estados Unidos.
Y en el extremo, critica a Reforma por el manejo informativo que realizó del tema. Tanto en la parte escrita como en la gráfica, exhibiendo que el respeto a la libertad de expresión que tanto esgrime, no pasa de ser una expresión verbal.
Sesgos y tendencias hay por doquier, y son válidos a partir de posición económica, social o política de cualquier persona, pero el ciudadano presidente no admite los propios y sólo aprecia los ajenos.
Conacyt
La denuncia contra investigadores, científicos y ex servidores públicos, relacionados con el Conacyt, por el momento no pasa de ser un intento, en el que personal de la Fiscalía ha sido incapaz de obtener por parte de un juez las órdenes que permitan el inicio de un proceso en su contra.
Y ello, los lleva tras dos intentos fallidos a la necesidad de replantear el caso.
Ante ello, la indignación social y del sector, aunada a la universitaria, al parecer no hacen sino alentar a las autoridades para arremeter contra los presuntos inculpados, al amparo de la anuencia del ciudadano presidente quien sostiene abiertamente que quien nada debe, nada teme, en lo que representa una invitación abierta a dejarse investigar y someterse a la justicia, en una acción que debieran imitar todos los señalados como presuntos culpables.
El juarismo está presente en la 4T. A los amigos justicia y gracia, a los adversarios, Ley.

Related posts