Select your Top Menu from wp menus
3 de marzo de 2024 5:22 am
La DEA sabía de los supuestos nexos de García Luna y el Cártel de Sinaloa desde 2010, según agente

La DEA sabía de los supuestos nexos de García Luna y el Cártel de Sinaloa desde 2010, según agente

Compartir

Harold Poveda, narcotraficante colombiano, concluyó su testimonio en la Corte de Brooklyn y aseguró que no le pagó sobornos de manera directa al exsecretario de Seguridad.

El agente Miguel Madrigal mencionó el nombre de Ramón Pequeño, pues indicó que formaba parte de la línea de mando de García Luna, por lo que lo identificó como uno de sus subordinados.

Ramón Pequeño, quien encabezó la División Antidrogas de la Policía Federal, enfrenta tres cargos en EEUU por consiparción para distrubuir cocaína al país vecino.

El juicio que se le sigue en Nueva York al ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, también involucra a dos de sus ex colaboradores más cercanos que, pese no haber sido mencionados en días recientes, también enfrentan cuatro cargos (cada uno) por distribución de cocaína en Estados Unidos: Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García.

El agente de la DEA, Miguel Madrigal, obtuvo informes que mencionaban que, en un restaurante ubicado frente a la Embajada de Estados Unidos en México, se reunían narcotraficantes y funcionarios corruptos para recibir sobornos.

Se trataba del restaurante Champs Élysées, ubicado en Polanco, Ciudad de México.

Miguel Madrigal declaró que al menos desde el 2010, tras la detención de El Grandela DEA tenía conocimiento de los supuestos vínculos entre García Luna y el Cártel de Sinaloa.

El agente indicó que tras su captura, El Grande lo buscó, pues dijo que tenía información sobre las relaciones entre el exsecretario de Seguridad y el crimen organizado.

Madrigal señaló que en una ocasión vio un video en el que identificó el vehículo del entonces comandante de la Policía Federal, Édgar Bayardo. Se trataba de una Jeep Cherokee de color blanco, la cual se estacionó en la casa de El Rey Zambada (no precisó fecha o lugar).

Tras la detención de El Rey en 2008, Madrigal dijo que notó cierta preocupación en Bayardo, quien fue asesinado en diciembre de 2009 en la Ciudad de México.

Related posts