Select your Top Menu from wp menus
DE: Aniversario

DE: Aniversario

Por Alejandro Villegas…

El ciudadano presidente está dispuesto a no perder puntos en materia de popularidad. Sabe que la continuidad de la 4T, depende en gran medida de que mantenga la confianza social en torno a su proyecto de nación.
Por ello, no pierde oportunidad para emitir mensajes a la nación, que no son obligatorios y lanzar criticas permanentes al pasado y a quienes considera como sus adversarios.
Además de magnificar los verdaderos alcances tanto de sus programas sociales como de sus obras prioritarias.
En este contexto, no extraña que en ocasión del cuarto aniversario del triunfo en las urnas, que le permitió después de dos participaciones infructuosas, ceñirse la banda presidencial, emita un mensaje al pueblo bueno, que estará enmarcado por la inauguración parcial de lo que será la Refinería Olmeca, ubicada en Dos Bocas, Tabasco.
Al estilo de sus antecesores que tanto critica, el ciudadano presidente inaugura una obra que no está del todo concluida, tal y como lo hizo en su momento con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, como para no dejar caer el ánimo social.
Y por supuesto, para no admitir demora.
Lo primordial es mantener la imagen, sin aceptar culpas o fallas, a cualquier precio, incluido por supuesto el que derivará de manera obligada de la confrontación abierta que sostiene en el momento con la Iglesia.
Por lo pronto, lo fundamental es emitir mensajes que le permitan a dos años del proceso electoral del que surgirá su sucesor, no ceder un ápice en materia de imagen y, por supuesto, mantener al margen hasta donde la credibilidad social se los permita, la labor de la prensa y los periodistas críticos.
Contagio
Pareciera que la desviación en torno a los temas críticos es una conducta que comienza a replicarse en los estados.
Ante el asesinato de una menor de edad, el ciudadano gobernador de Puebla, enfoca su crítica hacia el cuidado que debieron tener los padres y personas cercanas a la infanta, de su integridad.
Por supuesto que el descuido existió, pero la conducta delictiva y la descomposición social, debieran estar en el centro de la atención pública.
Y lejos de criticar a personas allegadas y familiares de la víctima, bien haría el ciudadano gobernador en asegurarse de que la Fiscalía poblano cumpla cabalmente con su deber, se respete el debido proceso y que los culpables reciban un castigo ejemplar.

Related posts