Select your Top Menu from wp menus
LA BIBLIOTECA Y HEMEROTECA NACIONALES, ESPACIOS UNIVERSITARIOS DE CALIDAD MUNDIAL

LA BIBLIOTECA Y HEMEROTECA NACIONALES, ESPACIOS UNIVERSITARIOS DE CALIDAD MUNDIAL

Durante la contingencia sanitaria continúa la prestación de los servicios de gran nivel, de calidad nacional e internacional que ofrecen la Biblioteca Nacional de México y la Hemeroteca Nacional de México, gracias al esfuerzo que realizan los universitarios, señalaron expertos de la UNAM.

En las XXIII Jornadas Académicas 2021 “El Instituto de Investigaciones Bibliográficas, la Biblioteca Nacional de México y la Hemeroteca Nacional de México: la investigación, los servicios y la difusión documental”, Pablo Mora Pérez-Tejada, titular de esa entidad académica, recalcó:

Al igual que la Hemeroteca, también la Biblioteca destaca al ser considerada una de las más productivas, en términos de conferencias y programas, en la lista de la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias (IFLA, por sus siglas en inglés).

En la inauguración del encuentro añadió que tanto el IIB como la Biblioteca y la Hemeroteca muestran dinamismo y creatividad, lo cual se expone en este encuentro que indica a la comunidad universitaria y al público en general lo que esta instancia realiza.

El director expresó que a las tres funciones innatas en la Universidad, que son docencia, investigación y difusión, “añadiría la de los servicios de información a los lectores”. Las Jornadas muestran el trabajo de técnicos académicos, investigadores y autoridades preocupados por hacer cada vez mejor su labor.

En la mesa “Hemeroteca Nacional”, el jefe del Departamento de Servicios de Información, Jorge Daniel Ciprés Ortega, recalcó que durante los meses de pandemia las actividades continúan y las cinco secciones que lo conforman presentaron un proyecto cada una.

Por ejemplo, la de Consulta de Colecciones Microfílmicas y Digitales presentó “Envío de documentos de la Hemeroteca Nacional Digital de México (HNDM)”, con 99 mil 200 documentos remitidos; y la de Referencia realizó siete mil 217 búsquedas hemerográficas.

En 2019, con actividad normal la orientación a usuarios fue de cuatro mil 185, mientras que en 2020-2021 es de tres mil 014; las búsquedas proporcionadas se elevaron de 391 a siete mil 217; por las condiciones, el préstamo en sala se redujo de 42 mil 204 a dos mil 423; no obstante, el servicio de reprografía pasó del envío de ocho mil 684 imágenes digitales a 99 mil 200 durante la contingencia. Se trata, calificó Ciprés, de “un gran salto tecnológico del Departamento y esos datos demuestran que vamos por buen camino”.

En la mesa -moderada por el coordinador de la Hemeroteca Nacional, Dalmacio Rodríguez Hernández-, Fernando Lizárraga Romero, de la Sección de Consulta de Colecciones Impresas, recalcó que se apoyan las labores sustantivas de la Universidad al prestar servicio a docentes, investigadores e interesados en la cultura. “La Hemeroteca seguirá siendo un espacio universitario de gran nivel, de calidad nacional e internacional”.

En el primer trimestre de 2020 en esa área se orientó a usuarios presenciales en mil 100 ocasiones, se realizaron 200 búsquedas, nueve mil 397 préstamos en sala, 14 mil 014 servicios de reprografía, 171 visitas guiadas y 50 mil 555 accesos a recursos digitales.

Con las instalaciones cerradas, del segundo al cuarto trimestre del año pasado se registraron 699 orientaciones; mil 278 búsquedas; 135 préstamos en sala y 45 mil 932 servicios de reprografía. Durante este año, con el semáforo epidemiológico en amarillo y verde, los usuarios han regresado de manera presencial, afirmó.

Guillermo Cerón Carrillo y Sidharta Yair Manzano, también integrantes de la HNM, recordaron que el distanciamiento generó aumento de solicitudes por correo electrónico, a las cuales se sumaron las del reciente servicio de chat de la Biblioteca y Hemeroteca. Durante 2021 se han atendido 590 solicitudes, mientras que en 2019 fueron 113.

Este incremento implicó mayor inversión de tiempo en actividades de orientación y búsqueda en entornos digitales; es decir, navegación en internet y utilización de buscadores y aplicaciones, aprender a manejar programas informáticos para descargar y enviar documentos y, sobre todo, comunicación constante con los usuarios vía electrónica, mensajería instantánea u otros medios. “Las búsquedas podían durar, minutos, semanas y hasta meses”.

Predominaron tres tipos de solicitudes en este periodo: específica (con los datos de la publicación con fecha); aproximada (cuando se proporcionó un dato no específico) y mínima (cuando se requirió una investigación en las colecciones y recuperar el material solicitado).

La respuesta satisfactoria de los usuarios fue alta. En total se recuperaron y enviaron seis mil 143 artículos hemerográficos, reprografiados de la colección física, descargados de la Hemeroteca Digital o recuperados de otros recursos disponibles, como el Repositorio Institucional de la UNAM o archivos históricos de los estados.

Related posts