Select your Top Menu from wp menus
Loretta Ortiz no niega cercanía con AMLO

Loretta Ortiz no niega cercanía con AMLO

Loretta Ortiz, candidata a ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declaró que no niega su cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque afirmó que él no influye en sus decisiones como consejera del Consejo de la Judicatura Federal.

“Independiente de la ideología, de la religión, de las opiniones políticas y yo agregaría de los sentimientos, fobias, filias, cualquier opinión personal, el juzgador se debe conducir de manera independiente y autónoma. Independiente y autónoma significa que no puede juzgar considerando su criterio personal, todas las personas tenemos, cargamos con una historia, con una religión, con una ideología, no prejuzgar, el juez no puede llevarlo eso, el juez no puede prejuzgar ni llevar esos criterios o preconcepciones anteriores al momento de juzgar”.

La Comisión de Justicia, que preside el senador Julio Menchaca Salazar, aprobó el dictamen por el que se determina que Bernardo Bátiz Vázquez, Eva Verónica de Gyvés Zárate y Loretta Ortiz Ahlf, reúnen los requisitos de elegibilidad para ocupar la vacante que dejará el ministro José Fernando Franco González Salas, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 

Previamente, las y los integrantes de este órgano legislativo desahogaron la comparecencia de Loretta Ortiz, quien aseguró que, en caso de ser designada como ministra, tendrá como prioridad “redoblar los esfuerzos y fortalecer un sistema de justicia vanguardista” en el combate a la corrupción, el tráfico de influencias y el nepotismo.  

Se trata, asentó, de “un factor determinante para recuperar la confianza de la sociedad en las y los jueces constitucionales”. 

“Mi trayectoria como jurista, académica y profesional, me permite comprender a cabalidad la trascendencia que tiene el ejercicio jurisdiccional del Alto Tribunal, a efecto de combatir los niveles críticos de impunidad y hacer efectivo el derecho de acceso a la justicia”. 

Sin embargo, destacó que el aumento de la legitimidad del Poder Judicial no sólo debe depender de los esfuerzos para erradicar la corrupción y el nepotismo, sino que está vinculada a que la ciudadanía comprenda los alcances que tiene el sistema de justicia. 

Es por ello, dijo, abogará por criterios más garantistas y protectores de los derechos humanos, que den primacía a la norma que proteja en mayor medida a las y los justiciables, de fuente nacional o internacional. 

Es necesario consolidar un aparato de justicia eficiente moderno y, sobre todo, cercano a las personas, a través del uso de un lenguaje claro, sencillo y comprensible en las resoluciones, a fin de disminuir la posible ambigüedad y confusión y para facilitar el control social de la actividad jurisdiccional. 

Además, dijo que es necesario avanzar en la integración paritaria de la Suprema Corte, como un mecanismo para materializar el derecho constitucional a la igualdad entre hombres y mujeres. 

Expresó que de tener el cumplimiento efectivo del principio constitucional de paridad se configuraría un hecho histórico en el país, ya que se tendría la presencia simultánea de cuatro mujeres en la SCJN. 

“Al aumentar la participación de las mujeres en todos los espacios de la vida pública, revindicamos nuestros derechos humanos y promovemos la participación y liderazgo de otras mujeres en el futuro”, destacó. 

Related posts