Select your Top Menu from wp menus
DE: Persistencia

DE: Persistencia

Por Alejandro Villegas…


El ciudadano presidente persiste en sus críticas a la UNAM, acusa que desde la máxima casa de estudios se promovió y avaló el liberalismo, sin más prueba que su palabra.
Y en el extremo cuestiona el salario que recibe el rector Graue, al tiempo que advierte la necesidad de que la UNAM se reforme.
Evidentemente, lejos de convencer sus cuestionamientos exhiben su desconocimiento y capacidad de descontextualización de la vida universitaria.
No cabe duda, el ciudadano presidente tiene una concepción dictatorial del ejercicio del poder y quiere ejercerlo de manera vertical, sin obstáculo ni oposición alguna, superando incluso sin duda, la visión del poder presidencial omnipresente que privó en los mejores tiempos del régimen priista.
Los ataques verbales, sin la existencia de un proceso formal o la mínima presentación de pruebas reales de sus acusaciones, perfilan su afán de sometimiento.
Pero, para su desgracia, no son pocos los mexicanos que conocen y apoyan el desarrollo de la vida universitaria, además de que la máxima casa de estudios del país ha dado, a lo largo de la historia, reiteradas pruebas de la importancia que se concede al concepto de autonomía.
Autonomía que no admite sometimiento, ni la incursión abierta de la esfera política en su seno.
De ahí que sí acaso, le quede al ciudadano presidente el recurso de acotar el presupuesto de la UNAM o bien tratar de realizar una acción injerencista de mayor calado, en cuyo caso, podría despertar el puma y abrirse un frente de confrontación.
Amasiato
Ante Legisladores, el ciudadano Manuel Bartlett calificó como un amasiato del ciudadano Carlos Salinas de Gortari, con el PAN, la caída del sistema en 1988, cuando el era parte esencial del sistema político electoral mexicano.
Es claro que una expresión de ese calado amerita, para ser sostenida, pruebas, pero viniendo de quien fue uno de los operadores del proceso electoral puede darse por cierta, sobretodo si favorece la visión de un pasado corrupto, y beneficia a la 4T.
Pero en todo caso, lo que también deja claro es que se trata, al menos en apariencia, de una confesión indirecta de quien pudo jugar el rol de “celestino”, en ese amorío y que pese a reconocer de manera implícita su participación, espera salir impune.

Related posts