Select your Top Menu from wp menus
Programas sociales ya no son más una dádiva, son un derecho constitucional: Javier May

Programas sociales ya no son más una dádiva, son un derecho constitucional: Javier May

Javier May Rodríguez, secretario de Bienestar, afirmó que los programas sociales en este gobierno ya no son más una dádiva, no se usan con fines electorales, menos para hacer propaganda mediática o promover a funcionarios, sino que son un derecho constitucional que se cumple.

Al comparecer ante el pleno del Senado como parte de la Glosa del III Informe de Gobierno, el funcionario inició su intervención con una crítica ‘ácida’ contra el neoliberalismo.

Destacó que este gobierno está llevando a cabo transformaciones profundas, para que México sea un país donde todas las personas vivan sin angustias y temores.

“Que nadie se quede atrás y nadie se quede afuera. Que nunca más haya personas y familias agobiadas, marginadas, ni en el olvido”, sentenció.

Dijo que, a diferencia de antes, se inició un camino nuevo para atender a la gente, para darle esperanza y construir un Estado de bienestar, en el que las personas dejen de estar expuestas a la voluntad sexenal.

“Los programas sociales ya no son más una dádiva a favor del gobierno, son un derecho constitucional que estamos cumpliendo. (…) Que quede muy claro nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie, no hacemos negocio con el dolor ajeno, no lucramos con la necesidad de la gente, no usamos los programas con fines electorales y no toleramos la corrupción. (…) En la Secretaría del Bienestar eliminamos los derroches, combatimos la deshonestidad y trabajamos sin opulencia. (…) En los tres años del actual gobierno, la Secretaría de Bienestar ha destinado cero pesos a la publicidad, (…) estamos privilegiando y fortaleciendo la comunicación directa con la gente. Pero, no hacemos propaganda mediática y mucho menos promoción de funcionarios”.

Acusó que en el pasado los neoliberales no tenían ‘llenadera’ y lo poco que daban a la gente lo usaban con fines políticos-electorales y de manera clientelar, es decir, condicionaban la ayuda a cambio de votos.

Afirmó que ahora de los programas sociales se han desterrado la corrupción, la simulación, la manipulación y el uso clientelar y electoral.

Aseveró que, en 2020 como en 2021 no hubo una sola denuncia por injerencia de la Secretaría de Bienestar en los procesos electorales.

Ponderó el aumento que ha tenido el presupuesto a la política social al pasar de 44 mil millones de pesos en 2018 a 289 mil millones de pesos en 2022.

Señaló que hablar de atender a los pobres no es demagogia y anunció que este martes comenzaron a dispersarse los primeros apoyos a los estados de Puebla, Veracruz e Hidalgo, afectados por el paso del huracán ‘Grace’ y las inundaciones, respectivamente.

Recordó que los programas sociales fueron fundamentales para enfrentar la pandemia por Covid-19, sino los cuales, aseveró, “no hubiésemos resistido”.

Related posts