Select your Top Menu from wp menus
Jornada sabatina trae oro y bronce para México en Tokio

Jornada sabatina trae oro y bronce para México en Tokio

Durante la madrugada de este sábado llegaron buenas noticias de la delegación mexicana que compite en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, pues el medallero mexicano subió ya a cinco preseas gracias al esfuerzo de dos atletas que consiguieron un primer y tercer lugar en sus disciplinas.

El nadador mexicano Jesús Hernández Hernández logró colgarse la medalla de oro en los 150 metros combinado individual, clase SM3, de discapacitados físicos, en la cuarta jornada de competición de los Juegos.

Hernández, a quien hoy lo avalan el oro conseguido recién y las tres platas que logró en los Juegos Para-panamericanos de Lima en 2019, tuvo un solvente dominio con la prueba debido a que no pudo ser superado por sus rivales y registró un tiempo de 2:56.99. Tal fue la diferencia que al segundo clasificado, el australiano Ahmed Kelly, le sacó 5.26 en meta, mientras que al compatriota de éste, Grant Patterson, 8.58.

El nadador de 29 años de edad volvió en Tokio a subirse a un podio en unos Juegos Paralímpicos tras la medalla de bronce que logró en Río de Janeiro 2016, en los 50 metros espalda S4.

En esta misma prueba disputada en Tokio, los 150 metros combinado individual, clase SM3, tuvieron participación otros dos nadadores mexicanos, Diego López Díaz Arnulfo Castorena, quienes lograron sendos diplomas al finalizar cuarto y quinto, respectivamente.

Por otro lado, el judoca Eduardo Ávila también hizo lo suyo el mismo sábado al conquistar la medalla de bronce en estos Juegos Paralímpicos tras vencer al francés Nathan Petit por 1-10 en la categoría de -81 kilogramos en el Nippon Budokan.

El judoca mexicano le dio al país la que es su quinta medalla en tierras niponas y siguen firmes en el primer propósito que fue llegar a las 300 medallas en unos Paralímpicos, un logro que están muy cerca de conseguir después del oro de Jesús Hernández, lo que los coloca a solo 6 preseas del objetivo.

El Judoman venció en los cuartos de final al ucraniano Dmytro Solovey para después tratar de hacer lo propio en semifinales, donde cayó ante el uzbeko Davurkhon Karomatov.

Eduardo Ávila ya se había colgado el oro en los Juegos de Pekín 2008, el bronce en Londres 2012 y nuevamente oro en Río 2016. Asimismo, la medalla de Eduardo se trata del tercer bronce para México en Tokio 2020 y el quinto metal en total de la delegación mexicana.

Related posts