Select your Top Menu from wp menus
Más de 60 muertos en el atentado en Kabul, incluyendo al menos 12 militares de EE.UU.

Más de 60 muertos en el atentado en Kabul, incluyendo al menos 12 militares de EE.UU.

Compartir

Un doble atentado ha provocado una matanza en la recta final de la evacuación de Kabul. Decenas de personas, entre ellos varios niños, han muerto este jueves en sendos ataques en el exterior del aeropuerto de la la capital afgana. El diario The Wall Street Journal incluso eleva a 60 afganos la cifra de fallecidos. El jefe de Estado Mayor del Ejército de EEUU, general Kenneth McKenzie, ha confirmado en una conferencia de prensa en el Pentágono que entre los muertos hay 12 soldados estadounidenses, así como 15 heridos. Mckenzie atribuyó los atentados a la rama local del Estado Islámico. La organización yihadista asumió la autoría a través de la agencia Amaq News en su canal de Telegram.

El doble atentado también ha dejado al menos 60 heridos, incluidos 15 uniformados de EE UU, aunque algunos medios, como la cadena británica BBC, elevan esa cifra hasta 140. Washington y sus aliados llevaban varios días advirtiendo del riesgo de un atentado del grupo terrorista Estado Islámico y pidiendo a la gente que no acudiera al lugar.

“A pesar de que estamos entristecidos por la pérdida de vidas, continuaremos nuestra misión (…) Todavía hay una serie de amenazas activas” en torno al aeropuerto, desde un posible ataque con cohetes a un atentado con coche bomba, aseveró el general Mckenzie en alusión a la evacuación de estadounidenses y colaboradores afganos de Kabul. El Pentágono había confirmado antes que fueron al menos dos las explosiones, aunque sin precisar inicialmente el número de muertos civiles ni entre sus soldados. McKenzie confirmó que un terrorista suicida hizo estallar su chaleco explosivo ante la entrada principal del aeropuerto de Kabul, la llamada puerta Abbey. La segunda explosión tuvo lugar en las instalaciones o cercanía de un hotel situado a escasa distancia del aeródromo, y fue perpetrada por otro suicida. Además, varios milicianos del ISIS abrieron fuego contra civiles y fuerzas de seguridad, provocando un breve intercambio de disparos con los talibanes que protegen el exterior del aeropuerto.

“Podemos confirmar que la explosión en la puerta Abbey fue el resultado de un ataque combinado que resultó en un número de víctimas estadounidenses y civiles”, había informado John Kirby, portavoz del Pentágono, en Twitter. “También podemos confirmar al menos otra explosión en o cerca del hotel Baron, a escasa distancia de la puerta Abbey”, añadió Kirby, quien calificó el ataque de atroz. Dos fuentes de la Administración sí indicaron entonces la presencia de al menos tres militares estadounidenses entre los heridos, uno de ellos en estado muy grave. ( El País)

Related posts