Select your Top Menu from wp menus
¿De veras ya no hay corrupción?

¿De veras ya no hay corrupción?

Por Luis Muñoz…

¿Cuántas veces no hemos escuchado que el presidente Andrés Manuel López Obrador diga en las mañaneras desde Palacio que en México “ya se terminó la corrupción y el bandidaje oficial?”
Desde 2018 lo ha repetido frecuentemente y cada vez que lo dice, salen a la luz actos de esa naturaleza.
Una prueba –no la única pero si la más reciente– que contradice la afirmación del titular del Ejecutivo, es la acusación que hoy pesa sobre Raymundo Martínez Vite y Ernesto Romero Elizalde, alcalde saliente y entrante, respectivamente, de Tláhuac.
De acuerdo con legisladores locales del PAN, a días del proceso de transición en las alcaldías, vecinos de Tláhuac arremetieron contra Martínez Vite y Romero Elizalde, sobre quienes pesan quejas por corrupción, malversación de recursos y omisión en gestiones ciudadanas.
El diputado Federico Döring dijo que como representante de los ciudadanos solicitará al contralor Juan José Serrano Mendoza que indague e integre un expediente del patrimonio de los susodichos que tienen denuncias, ante la Contraloría y la Fiscalía, por malversación de recursos en los últimos años.
“Lo malo es que la 4-T no se atreve a indagar por compromisos políticos con esos personajes”, señaló el legislador.
¿Quién no ha escuchado también decir al presidente que quienes pidan “moches” en cualquier caso, irán a la cárcel?”
Bueno, pues tanto Vite como Elizalde, según el panista, los “moches” entre la alcaldía Tláhuac y la Procuraduría Social, mediante Ardavín Cano, director del Programa de Atención a Unidades Habitacionales, y de Jesús Quintero, funcionario en Tláhuac y hermano del alcalde de Iztacalco, extorsionan a los ciudadanos para bajar proyectos y con ello “llevarse su lanita”.
Explicó el legislador de Acción Nacional que hay varios casos de esta naturaleza que los compromete. Uno es el del mercado Zapotitlán, que durante los sismos de 2017 quedó en ruinas. Contrató a una empresa para rehabilitarlo, le pagó por adelantado y aun sigue en obra negra.
Otro es la obra de reconstrucción del mercado San Juan Ixtayopan, licitado en 3.7 millones de pesos y terminó presupuestado en más de 11 millones.
Al respecto, Döring informó que le solicitaron información al alcalde, pero como no hubo respuesta, fueron a la Contraloría a presentar la denuncia correspondiente. Pero no hasta este momento no ha pasado nada. Siguen intocables Martínez Vite y y Romero Elizalde.
El año pasado la alcaldía compró medicamentos y equipo de curación con sobreprecio de hasta 300%,
y en plena pandemia, esos personajes hicieron un corredor comercial en la colonia Selene para rentar el espacio público a su “club de amigos empresarios de la zona”.
Destaca igualmente el favoritismo de la alcaldía a una empresa con razón social “Hugo Gerardo Calzada Velázquez”, a la que beneficiaron con contratos con folio CC-046, por un monto de siete millones de pesos, solo para 30 servicios de sanitización en enero.
Colofón: la corrupción, al menos en la Ciudad de México, sigue presente.
HUMILLACIÓN AL PODER LEGISLATIVO
El Congreso de la Ciudad de México siempre da de qué hablar. Esta vez dicen que violando el procedimiento legislativo establecido en la Ley Orgánica y su Reglamento, el diputado de Morena y presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Nazario Norberto, emitió la convocatoria para sesión de esa comisión en conjunto con la de Planeación del Desarrollo, pero sin la firma necesaria del diputadp Federico Döring.De acuerdo con lo dicho, el objetivo del morenista es aprobar el predictamen de reforma a la Constitución de la CDMX –iniciativa de Claudia Sheinbaum– que posterga la entrada en vigor del Plan General de Desarrollo y del Programa General de Ordenamiento Territorial. Los dos instrumentos más importantes para la planeación del desarrollo de la Ciudad.
Es de señalar que las reuniones de comisiones unidas están reguladas en los artículos 196 y 197 del propio reglamento, y ninguno de estos artículos dispone que sólo el presidente de una de las comisiones unidas pueda convocar.
Lo anterior es una muestra del nivel de abyección de los diputados de Morena hacia la jefa de Gobierno que raya en lo vulgar. “El problema no es que se humillen los diputados de Morena frente a la titular del Ejecutivo local, el problema es que pretenden humillar a todo el Poder Legislativo, poniéndolo de rodillas al violar su normatividad interna para cumplirle un capricho a Sheinbaum”.
Más aún, al PAN no le extraña que los diputados de Morena violen la ley, pues en esta legislatura lo han hecho reiteradamente. Lo que sorprende es que sigan sin entender que violar la ley tiene consecuencias jurídicas.
Recordó que en 2020, al resolver la Acción de Inconstitucionalidad 121/2017, la Suprema Corte declaró inconstitucional la Ley del Sistema Anticorrupción y la Ley Orgánica de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción locales por “violaciones en los procedimientos legislativos que dieron lugar a las normas”, por lo que no hay la menor duda de que si este asunto llegara a la Corte, “Sheinbaum y Morena harán el ridículo”.

Related posts