Select your Top Menu from wp menus
LOS BOMBEROS Y LA INCULTURA QUE TENEMOS SOBRE SU LABOR

LOS BOMBEROS Y LA INCULTURA QUE TENEMOS SOBRE SU LABOR

Compartir

La mayoría de nosotros, los bomberos, tiene dos o más trabajos para poder comer. 

Unos venden tamales, otros fumigan casas.

Nota del H Cuerpo de Bomberos de… No importa, vale la pena ayudar

La mayoría de nosotros, los bomberos, tiene dos o más trabajos para poder comer. 

Unos venden tamales, otros fumigan casas.

Nota del H Cuerpo de Bomberos de… No importa, vale la pena ayudar

CULTURA IMPAR

Por José Manuel Rueda Smithers…

Todos hablamos de que son héroes, de que están en el momento que se les necesita, y de que hacen cosas que sólo unos cuántos elegidos pueden hacer. Sin embargo, pocos, muy pocos buscamos más de la realidad que viven los bomberos (no solo en México), y de las condiciones en las que los hacen trabajar.

La Cultura Impar encontró un escrito que circuló la semana pasada en el que se pedía firmar -de manera electrónica- enviado por el Cuerpo de bomberos de Cabo San Lucas, dirigido a Manuel López Obrador.

Y no piden nada fuera de lo normal, no llevan palabras políticas, no buscan un puesto que los haga vivir como diputados. Sólo, piden mejores condiciones para enfrentar su trabajo diario en la ciudad que sea.

Entonces, decidí buscar el origen de todo esto, y encontré la grata atención en una nota sobre una senadora de la República, por la causa de los tragahumo. Textual, dice:

“El pasado 13 de julio del 2021 la Senadora Lucía Trasviña presidenta de la Comisión de Seguridad en la actual legislatura levanta la voz a favor y beneficio de los más de 22 mil bomberos que existen en México y que por más de 100 años han sido ignorados. Hoy se presenta nuevamente una oportunidad de hacer esto realidad. Hoy más que nunca sabemos que podemos lograrlo unidos, la propuesta sigue siendo la misma:

“Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma la fracción II e inciso h) y se recorren los incisos posteriores del artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.” Piden mejores salarios y equipos, entre otras cosas.

Y así, llega la pregunta: ¿Tanto trabajo cuesta a los políticos -no importa de qué partido sean- atender un asunto que tiene que ver con la seguridad de todo el país?

Leemos una y otra vez de las condiciones paupérrimas en las que se encuentran los Cuerpos de Bomberos en México (casi la mayoría). Encontré que, de 2, 469 municipios del país, menos de diez tienen en buenas condiciones sus estaciones y equipos. ¡¡MENOS DE DIEZ!! mientras que poco más de la mitad, NO tienen estaciones de bomberos. O sea, más de mil 300 municipios están sin ese vital grupo de emergencia ciudadana. QUÉ VERGÜENZA.

El escrito presentado por los bomberos de San Lucas, en Baja California, explica que en 130 años que tiene oficialmente BOMBEROS EN MÉXICO, no se ha logrado avance alguno. Y de lo poco que se ha hecho, los lidercillos sindicales de sus corporaciones se los guardan para sí mismos. En pleno 2021, se señala y critica la falta de apoyo que reciben, y los salarios por demás bajos.

Y que conste que NO quieren ganar más que el presidente, solo piden lo sensato, para que no se suban en la demagogia los legisladores que están por llegar en menos de un mes, o quienes tienen el poder de decisión en este momento. El texto sigue:

“Nosotros los bomberos salvamos casas del fuego, pero nunca podremos tener una casa propia porque no somos sujetos de crédito y porque nuestros ingresos no son suficientes. Nosotros los bomberos nos dedicamos a salvar vidas, pero no tenemos acceso a un seguro de vida ni de gastos médicos debido a que nuestra actividad es de alto riesgo. Nosotros los bomberos capacitamos niños para prevenir incendios y accidentes, pero no tenemos la posibilidad de mandar a nuestros hijos a una escuela digna porque no nos alcanza el dinero. La mayoría de nosotros los bomberos tiene dos o más trabajos para poder comer. Unos venden tamales, otros fumigan casas”.

¿Así o más clara la incultura política y social para apoyar a aquellos que injustamente son utilizados hasta para cortar árboles caídos o limpiar calles después de algún incidente vial?

¿Qué no deberían hacer eso los trabajadores de servicios que cada ayuntamiento o entidad tienen rascándose la barriga? ¿Por qué un bombero debe entrar a una casa en llamas, sin equipo suficiente y encima de todo, limpiar? Porque sus jefes, los políticos, no saben hacer nada de eso.

“La persona que está entrenada para salvar tu vida, no tiene posibilidad de tener una vida digna”, dice el mensaje que circula ahora.

La Cámara de Diputados tiene la propuesta para ya no depender de donativos y dádivas… Lo malo, es que los diputados serán nuevos (en casi todo el país), y deberán aprender a leer las minutas y las iniciativas que les vayan llegando, y así decidan con el dedo -porque así de simple es- dar algo a lo bomberos.

Para que por fin les asignen fondos públicos. PUNTO.

Los textos que circulan por todo el país, concluyen con el llamado, muy positivo, a unirse al “movimiento #soybomberoconbotasrotas y lograremos un cambio real para todos en México”. A ver cuánto tiempo pasa, esperemos sea en este mismo año, que conste.

Related posts