Select your Top Menu from wp menus
DE: Actividades

DE: Actividades

La determinación del ciudadano presidente de no volver a cerrar actividades a pesar de la tercera ola de COVID-19 parece más que arriesgada y contraria al comportamiento de autoridades en otras latitudes.
No es poco lo que está en riesgo, si se toma en cuenta que por menor que sea el número de muertes, impacta en el ánimo social, sobretodo ahora que el contagio se ha incrementado entre los jóvenes e incluso infantes.
Pretender que el regreso a la normalidad, es un hecho consumado e irreversible, a la luz del panorama que se percibe desde no pocas familias, resulta poco sensato.
Así como resulta irracional que se presente y establezca un semáforo sólo como mero referente de la situación, pero sin mayores consecuencias.
A la luz de la posición del ciudadano presidente es más que claro que el cuidado y control de la pandemia, está como siempre ha estado en manos de cada ciudadano y ciudadana.
El gobierno del ciudadano presidente está enfocado en dar continuidad a la vacunación y seguir de frente con el restablecimiento de actividades, minimizando en el discurso el impacto de los contagios y las muertes por COVID-19.
La apuesta es arriesgada y sólo hay que esperar a que el pueblo bueno en los hechos, emita su veredicto sobre la decisión del ciudadano presidente. Pero por supuesto que, como siempre ha sido, los enfermos, muertos y consecuencias en el bienestar y la economía, esos los pone la sociedad.
Consulta
La promoción de la consulta ciudadana a realizarse el próximo domingo, como dijera el clásico ni se ve ni se escucha.
No ha impactado en el ánimo social. Las y los ciudadanos están enfocados en hacer frente a la pandemia y sus consecuencias, antes que en acudir a las urnas.
El domingo al concluir la jornada, el ciudadano presidente podrá apreciar en concreto las dimensiones del músculo social que lo acompañan a él y a Morena y, por supuesto, su capacidad de convocatoria.

Related posts